Ilustració: Olaf Hajek



Lo que hay no siempre es lo que es
y lo que es
no siempre es lo que ves.

Pedro Guerra


martes, 22 de abril de 2008

I per sant Jordi, la Gopegui, per exemple.

“Óyeme, loca, muchacha que acaricias las tazas como si fueran gatos y a un hombre como si fuera una banda de música, óyeme: yo ya no tengo ímpetu. Han pasado los años y me he instalado en el retraimiento. Vivo como ese pequeño país autárquico que ponían de ejemplos en los colegios, soy Albania. Mi medio natural es sobrio, retazos de llanuras insalubres, mesetas desiguales y un complejo de montañas abruptas. En ni república se practica la autarquía de repliegue: producir para autoabastecerse y permanecer inmodificado, al abrigo de influencias extranjeras. Porque habitar con los otros es la guerra y me destruye, he preferido rodearme de una difusa constelación afectiva. Sus luces están lejos y aunque apenas iluminan, también me dañan poco. Vivo casi a oscuras. Vivo en mi casa breve de lecho breve y breves vistas al exterior. Y no puedo ilusionarme porque soy un escéptico”.
Aquesta és la veu d’en Sergio Prim, el personatge que la Belén Gopegui crea per “La escala de los mapas” i que amb aquest to ressona explícitament en mi, i donat que demà és sant Jordi amb molt de gust recomano el llibre. De l’editorial Anagrama, des del 1993 s’ha editat, que jo sàpiga com sis vegades, no és una novetat per tant, sí una gran creació.
D’aquesta escriptora havia llegit “La conquista del aire” y “Al otro lado de la almohada” però no “La escala de los mapas”, malgrat que me l’havien recomanat especialment gent de gust exquisit (ei, Carlos, Ana!) quant a literatura de culte. No és un llibre descatalogat però la relativa antiguitat de la seva edició, la forma molt arbitrària de voler-ho copsar i el meu caràcter inconstant feia que mai acabés de trobar-lo, la seva resistència, però, era el resultat d’un desig que poc a poc augmentava.
Havia gairebé desistit quan fent xafareig en “El mercat de la Lola” de Premià de Mar, en el seu apartat de llibres de segona mà, i de forma completament sorprenent el vaig veure, allà, en mig del caos i la pols, i l'oblit, no farà més d’un mes. Amb un 2 amb el símbol de l’euro escrit a llapis i l’ex-libris de la llibreria Documenta el vaig fer meu en l’instant que dura remenar la butxaca principal de la bossa, trobar una moneda gran i posar-la damunt el taulell amb un gràcies accelerat.
Acabat el “Saber perder” del Trueba (un bé com sempre), llegeixo el final de la història d’un Sergio que esgarra la por i, busca, entre l’espai i el temps, buits on trobar-se; tant m’endinso amb la seva fantasia, que de ben escrita, em fa oblidar que haig de baixar de parada de tren o anar a veure aigua.

Una altra petita reflexió brillant d’aquesta obra: El amor no nos arrastra sino que nos empuja al lugar hacia donde, solos, nos acercábamos temerosamente.
I em fa seguir entabanada.

Ilustració: Perico Pastor

8 comentarios:

ana dijo...

Sergio Prim no mentía porque Sergio Prim soy yo.
Me has dado ganas de volver a leerla ;)

Besines, preciosa.

Me myself & I am dijo...

Será ella la que tiene buen gusto, yo lo tengo sublime. ;)

"Tati-Pagès-Soulbizarre" dijo...

he desistit d'anar a la Rambla, diuen que hi ha un tal CARLOS ZAFÓN signant llibres i, després de buscar-los em consta que els dos altres Carles no signen. Els altres dos Carles, són en Charles i en Karl, dit clarament, el Dickens i el Marx.

i ara, prengui nota:
en relació al que vos heu escrit al meu blog:

Brigitte Bardot, malgrat les seves filies lepenistes i altres desbarrades, pertany al període inamobible dels primers seixanta, justament quan França exportava Françoise Hardy, importava Jane Birkin i exhibia Ainuk Aimée. França, terra del veritable Jacques Tati, mostrava al món aquest catàleg d'espectres femenins de primera divisió. Justament, i no és broma, el veritable Tati flirtejava amb la BB (posi al google-imatges "tati-brigitte bardot" i veurà...).
En quan a la Bimba Bosé, doncs nasti-de-plasti, la millor bimba sempre serà la pilota propulsada per Messi al fons de la xarxa.
Bona diada de Sant Jordi...

Pablo "El extremeño" dijo...

En otro artículo pude comprobar que mis opiniones causaban un buena recepción a pesar de abundar en un tema tabú como es el de los toros.
No era mi intención dar cancha a mi afición personal al arte del toreo, solo lo dejé traslucir con mi lenguaje medio en serio y medio en farsa. Viene a colación que el gran ausente de la fiesta de Sant Jordi, tal vez sea esa afición, más si tenemos presente una presencia de esta en lo que se hace en Catalunya. Podría ser que se me mal interpretara.

Sílvia dijo...

Em sento com si Sant Jordi m'hagés passat per sobre dalt d'un autobús però blogs com aquest m'animen. M'agraden els textos que tries, Endora, m'agrada l'àmbient que se'n desprén, el que provoca i el que evoca. Espero visitar aquest indret ben sovint.

Salutacions!!!

penyabogarde dijo...

vingui..vingui i coneixerà la Rudakova!

"Tati-Pagès-Soulbizarre" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
"Tati-Pagès-Soulbizarre" dijo...

et passo una jòia exclusiva del blog de lópez bulla. un debat entre villatoro i bulla sobre literatura i mercat...una passada i molt divertit.

EL DIA DE SANT JORDI, LOS LIBROS Y EL MERCADO: Contraste entre un sindicalista y un poeta

Casi al final de mi mandato como dirigente sindical fui invitado a participar en un congreso sobre la calidad que organizaba una asociación empresarial en Lleida. Una de las sesiones del evento era una mesa redonda. En ella intervenía un servidor junto con algunos mánagers de empresas vinícolas de la comarca, moderando la sesión Vicenç Villatoro, reputado periodista barcelonés y, para mi gusto, mejor poeta todavía. Siguiendo el uso de estos encuentros, la tarea del moderador era animar el cotarro. Cosa que Villatoro cumplió de manera brillante.

Comoquiera que siempre llevé mi cuaderno de notas (cosa que conservo, naturalmente) repaso lo dicho en aquel encuentro. Y, para mejor ilustración (con menor aburrimiento del lector), doy cumplida referencia del contraste que tuve con el periodista-poeta.

Villatoro. El mercado es quien crea la calidad de los productos...

Un servidor. Estimado Vicenç, ¿no estás exagerando un poco?

Villatoro. De ninguna de las maneras, José Luis. Lo que ocurre es que vosotros todavía no habéis superado algunas cosas... Es el mercado, repito, el mercado la fuente de la calidad de los productos.

Un servidor. Así pues, estimado poeta, en ese caso el mercado decide que hay más calidad en el producto Corín Tellado que en el producto Petrarca. ¿Estoy equivocado ahora?

Villatoro. Pues, pues...

Un servidor. O que los vinos pirriaques tienen más calidad que los grandes caldos que se hacen en estas comarcas, porque según lo que has dicho como los pirriaques se venden más, los vinos de Lleida tienen menos calidad.

En ese momento, la sala –repleta de cosecheros— se puso en pié y aplaudió, tal vez corporativamente, a un servidor. No exagero, las palmas echaban humo.

Madre mía, lo que hay que hacer para matizar a Don Mercado. [Bibiana Bigorra fue testigo excepcional de este singular debate]

Cuando acabó el congresillo se me acercaron unos empresarios y me pidieron las señas: dos días más tarde recibí unas cajitas de botellas de los vinos, cuya calidad yo había puesto de manifiesto. Por lo que pude saber más tarde, al poeta no le regalaron nada. Conclusión: Roma no paga a los exagerados.

Mi foto
Premià de Mar, Barcelona, Spain
No prescindiria ni de l’amor ni de la literatura. No deixaria mut ni el so de la marmota ni el del violí més pur. No eliminaria ni la flor ni la llamborda que la guarda. No oblidaria el color ni què fos el matís d’aquell gris. No fingiria dolor, pudor, potser sí la mort. No analitzaria sino fos per passió a allò o allò altri. No castigaria, ni anarquia, ni dubte, ni raó, ni tan sols l’oblid. No sabria si fugir si la mar es torna brava. No miraria el riu que no porta aigua, possiblement escoltaria la calma de la basarda. No m’estaria sense tu ni sense aquell altre. Ni sense l’escuma d’aquest dia o d’aquell que ara falta.

Así habló Zaratrustra. F. Niestche.

Cuando tras el naufragio Zaratustra fue devuelto a tierra, se preguntaba cabalgando sobre una ola: "¿Dónde se ha quedado mi destino? No sé a dónde va. Me pierdo a mí mismo”. –Se echa al tumulto. Entonces, sumido en el disgusto, busca cualquier cosa de consuelo- él mismo.


LA VIDA NO ES MÉS QUE L'ESCUMA DELS DIES, DEL TEMPS

A tot allò què pot convertir-se ... en moviment que esclata, en espuma.

Antonio Machado

Antonio Machado
"A las palabras de amor les sienta bien un poco de exageración"

"El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en verlo todo con nuevos ojos, en ver el universo con ojos de otro, de otros cientos, viendo los cientos de universos que cada uno ve." (Marcel Proust).

Que em disculpi la resta...

Agraïment a Boris Vian

- Jamás podré agradecértelo lo suficiente -dijo Chick - No me des las gracias -dijo Colin-. Lo que me interesa no es la felicidad de todos los hombres, sino la de cada uno de ellos. Estracte de conversa. Capítol XV. La espuma de los dias.

Cucu 1650

Cucu 1650
En un minut hi ha molts dies. W.Shakespeare.

Bosc and or a

Bosc and or a

Lluna d ona da

Lluna d ona da
La bruixa i l'extraterrestre